Seleccionar página

A veces hay que tomarse las cosas con un poquito de sentido del humor. La tecnología, la digitalización y el cloud, también. A ver si, con este toque divertido, se entiende qué es la nube, qué garantías de seguridad ofrece, qué ventajas proporciona y otras muchas cosas que siempre nos cuentan de una manera demasiado seria.

Hola! ¿Es la nube? Ah, gracias. Es que estaba pensando en alojarme aquí, una temporadita. Para probar, ya sabe. Si quiere, le doy mis datos: Mire. Me llamo ERP. Querría instalarme con algunos de mis hijos. Si lo necesita, apunte, porque son unos cuantos. Creo que me vendría con Contabilidad, con Tesorería y con Gestión Comercial. Son las mayores y, las que, de verdad, me dan más alegrías. Son muy fáciles de llevar, siempre están dispuestas a resolver cualquier duda o problema que se me plantee y, francamente, me ayudan tanto, que siempre encuentro tiempo libre para hacer un montón de cosas que me gustan. Es que, a la hora que sea, en cualquier momento, o me conecto con el móvil o a través del ordenador y siempre, siempre, me echan una mano.

También me gustaría venir a vivir -ya le digo Sra. Nube, una temporadita nada más, para ver si me adapto y eso- con un amigo mío. Se llama Inmovilizado, y ahí donde lo ve, no para. Es un tipo muy controlador, le gusta que esté todo perfecto, que todo cuadre. Vamos, que cuando le digo que me compruebe cualquier cosa que tiene que ver con números, no para hasta que justifica hasta el último céntimo. Es un crack de las matemáticas, la verdad. Un gusto tener amigos así. Además, se lleva muy, pero que muy bien con Contabilidad, Tesorería y Gestión Comercial. Y yo lo agradezco enormemente, porque no hay nada mejor que llevarse bien. En mi casa es que siempre hemos sido muy integradores. Vamos, que da igual quién haga qué, lo importante es que las cosas se hagan y que no tengamos que perder el tiempo en enseñar y aprender modos y costumbres diferentes cada vez que nos vemos.

No quiero parecerle una fresca, pero ya le digo que mi casa siempre está llena de gente. Nos gusta mucho recibir visitas. Concretamente, me estoy acordando de unos amigos que tenemos que son lo más. Son hermanos: Se llaman Back Office Restaurantes y Facturación Restaurantes. Esos sí que están unidos. ¡Madre mía! No he visto una cosa igual. La verdad es que son muy diferentes, pero no saben estar el uno sin el otro. Vamos, que cuando por lo que sea, uno se va de viaje y el otro se queda, no paran de llamarse. Son unos pesados. Ahora que, cuando están los dos juntos, son un show. Son encantadores, muy complacientes, y muy graciosos. Entre ellos se entienden bien. Cuando empiezan con sus chistes no paras de reír. Que sí recetas, clientes, proveedores, economato y bodegas, -dice uno- que si camareros, libros de factura, estadísticas, … le contesta el otro. Un circo, vamos.

En fin, bueno, creo que solo queda hablar del precio, no? Mire, a mí, me gustaría pagar, si es posible, solo por los meses que voy a estar, porque he estado viendo otras opciones y, es que me piden que les abone todo el año. Yo solo quiero pagar por el tiempo que esté y, claro, por la gente que vayamos a alojarnos. Que entiendo que si vamos a estar 3 pues no es lo mismo que si estuviéramos solo 1. En fin, como en su anuncio ya decía que el precio era muy flexible y en función de las necesidades que planteáramos pues, por eso me animé a llamar.

Ah, y una última cosa. ¿Es un barrio seguro verdad? Yo, es que soy muy desconfiada y ya me han contado un par de casos de amigas que les han entrado a robar y, la verdad, me asusta un poco. O sea que, si usted me dice que la seguridad está garantizada, pues me mudo ya mismo.

Hola, Sr. ERP. Encantado de saludarle. Por supuesto, puede Vd. venir cuando quiera y alojarse el tiempo que lo necesite. Véngase con quien quiera. Nosotros nos encargaremos de todo. No se preocupe por nada porque aquí tiene todo lo necesario. No hace falta ni que se traiga sus muebles. Ya se lo ponemos todo a su disposición para que usted solo tenga que deshacer las maletas e instalarse. Bueno, lo dicho. Aquí le espero.

Un saludo